25/9/08

Recogida selectiva de materia orgánica a domicilio

La primera experiencia en Euskadi de recogida selectiva de materia orgánica en los domicilios está dado unos resultados "excelentes" en San Sebastián, Azkoitia, Azpeitia y Aretxabaleta, según informaron ayer el diputado de Desarrollo Sostenible, Carlos Ormazabal, y el concejal donostiarra de Medio Ambiente, Denis Itxaso.

Desde su puesta en marcha hace aproximadamente dos meses, cada familia está consiguiendo separar diariamente medio kilo de desechos no cocinados (materia orgánica verde), lo que ha permitido enviar más de 65 toneladas en la planta de compostaje de Lapatx, en Azpeitia. La próxima semana se sumarán a esta iniciativa familias de Zarautz y Zumaia.

En San Sebastián están tomando parte 1.459 familias del barrio de Amara, que entre julio y agosto han depositado 36,5 toneladas en los contenedores de color marrón reservados para materia orgánica. "La calidad de la basura separada tiene un altísimo nivel de pureza. Sólo un 1% ha sido rechazado", afirmó Itxaso. Por su parte, Ormazabal confirmó que el compost que se obtendrá va a ser "de la mejor calidad", apta para su uso en jardinería y paisajismo.

El objetivo de ambas instituciones es iniciar el año que viene la recogida de materia orgánica cocinada, con el objetivo de analizar si el compost sigue resultando de buena calidad para su reutilización.

En Guipúzcoa está previsto construir otras tres plantas de compostaje para tratar las 60.000 toneladas de basura orgánica que se prevén recoger en 2016.

Por otro lado, Ormazabal explicó que el Consorcio de Residuos de Guipúzcoa, que agrupa a todas las mancomunidades de la provincia, ratificará hoy el convenio firmado con San Marcos para proceder al cierre definitivo de su vertedero, en Rentería. El diputado no quiso poner una fecha concreta, pero calculó que a lo largo de la segunda semana de octubre se dejará de llevar la basura al principal vertedero de Guipúzcoa.
Vía>>

1 comentario:

makulu ken dijo...

no se entiende porque ese empeño en compostar materia orgánica "sin cocinar". Alguién dirá que la materia cocinada se composta peor (aunque depende del proceso al cocinar se podría afirmar lo contrario). Desde luego, toda materia orgánica es compostable en mayor o menor medida. En todo caso el reto no debe ser producir un compost de la mejor calidad posible, sino reducir la cantitad de restos orgánicos para que no terminen en un vertedero o se lleven a incenerar (alternativas por otra parte mucho más caras y menos saludables).