2/11/09

Iberdrola instalará Emerge, aerogeneradores flotantes para el 2012


Iberdrola Renovables lidera un Proyecto Singular Estratégico financiado por el Ministerio de Innovación llamado Proyecto Emerge que estudia cómo hacer viables aerogeneradores flotantes con una profundidad de 50 metros a partir de la cual se instalarían parques eólicos marinos con aerogeneradores flotantes.

El proyecto tiene una duración de unos cuatro años y pretende hacer frente a las dificultades de instalar parques eólicos marinos en España. La costa española gana cotas de gran profundidad mucho más cerca de la playa que en otras geografías, como Reino Unido o Dinamarca. De este modo, es difícil instalar aerogeneradores con torres clavadas en el fondo del mar a una distancia tan lejana de la costa que evite el impacto visual. "El reto es superar las limitaciones físicas que tiene la eólica marina en España, diseñando un proyecto que permita operar en zonas con profundidades superiores a los 60 metros", afirma Álvaro Martínez Palacio, director del proyecto por parte de Iberdrola Renovables.

En su desarrollo, participan promotores eólicos, fabricantes de aerogeneradores, empresas de conexión eléctrica, compañías de diseño de estudios medioambientales, constructoras civiles y navales. Entre ellas, se encuentran Alstom-Ecotecnia, Robotiker, IREC, KV Consultores, Acciona y las Universidades de Cádiz y el País Vasco, entre otras.

Estas máquinas se diseñan con una plataforma flotante y se anclan con cadenas al fondo, de tal modo que tengan "cierto movimiento pero no anden a la deriva", explica Víctor Rey, responsable técnico del proyecto en Iberdrola Renovables. Para la experiencia, están aprovechando la pericia ya desarrollada por otras empresas en la construcción de plataformas petrolíferas, también flotantes.

Martínez señala que "los diseñadores de la parte flotante trabajan en colaboración continua con los fabricantes de aerogeneradores", para lograr una máquina completa que aúne la parte flotante con la de producción de energía. Aunque ahora prueban con una turbina de Ecotecnia de tres megavatios (MW), tanto Martínez como Rey tienen "la intuición" de que la máquina será "mayor en potencia respecto de las que se están instalando ahora", es decir, superiores a los 4,5 MW.

La iniciativa abarcará todo el proceso que conlleva el desarrollo de una instalación eólica, desde los estudios previos hasta la construcción de todos sus componentes, la puesta en marcha del parque y su desmantelamiento. El primer paso de Emerge será construir un prototipo a pequeña escala.

Viabilidad económica y técnica a largo plazo
Frente a los cerca de 17.000 megavatios (MW) eólicos terrestres que estaban instalados en España a finales de 2008, en el mundo no había más de 1.471 MW eólicos marinos instalados en esa fecha. El crecimiento potencial es enorme. Según la firma de análisis BTM Consults, referencia en cuanto a datos eólicos, la energía offshore superará los 8.000 MW instalados en 2012. Varias fuentes sitúan entre 20.000 y 40.000 MW la potencia offshore instalada en 2020, año en el que se calcula que cerca del 50% de la eólica que se instale se hará en el mar. De hecho, la patronal europea de esta energía, la EWEA, prevé 35.000 MW marinos acumulados en 2020 sólo en Europa.

La idea de los promotores del proyecto Emerge es que "sea factible desarrollar un proyecto de este tipo a un coste razonable, equiparable al de las estructuras fijas ancladas en el fondo del mar, cuando la eólica terrestre tenga los mejores emplazamientos ya copados y haya un desarrollo masivo de la eólica marina", es decir, a largo plazo. Emerge prevé construir el primer prototipo a escala real en 2012.
Vía>>

1 comentario:

Victor dijo...

Realmente he de decirte que este artículo está genial, no se de donde te habrá llegado la información, pero si es cierta .... me parece fantástico que se haya apostado por investigar en este tipo de soluciones.

Un saludo.